Las automotrices salen a asegurarse el litio para sus vehículos eléctricos

Las empresas chinas y japonesas lideran la carrera por firmar acuerdos con productores que garanticen las materias primas necesarias para producir baterías.

Mientras Nissan y Mitsubishi Motors lanzaban sus autos eléctricos para el mercado masivo en 2010, los fabricantes japoneses hacían sus entusiastas apuestas al aumento de la demanda de baterías.

Pero la revolución de los vehículos eléctricos no se materializó y gran parte de sus inversiones se enfrió, asegura El Cronista.

Casi una década después, China y otros gobiernos hacen grandes esfuerzos para que el auto eléctrico tenga futuro mientras intentan que los consumidores dejen de lado los motores a combustión.

Para captar mercado de esos vehículos, las automotrices globales desde Volkswagen hasta Tesla tratan de asegurarse el abastecimiento de las materias primas necesarias para elevar la producción de baterías de ion de litio, lo que impulsará esta revolución eléctrica.

De hecho, se espera que la oferta de vehículos eléctricos en China sea uno de los principales impulsores de la demanda global de litio. Para 2030, Goldman Sachs espera que China provea el 60% de unidades eléctricas del mundo, comparado con el 45% de 2016.

Sin embargo, el problema de todas las automotrices es que ninguna de ellas tiene “contratos adecuados a largo plazo” para abastecerse de litio, según Simon Moores, fundador de Benchmark Minerals Intelligence con sede en Londres.

Milan Thakore, analista de Wood Mackenzie, agregó: “Creo que muchos fabricantes de autos entraron casi en pánico, en el sentido de que quieren estar seguros de que tendrán los materiales esenciales que necesitan para las baterías.”

Los temores son particularmente pronunciados en Japón, que antes era el líder indiscutible en tecnología para baterías recargables.

Si bien la japonesa Panasonic sigue siendo el mayor proveedor mundial de baterías para auto, China ahora alberga dos de los cinco mayores proveedores mundiales de baterías de litio CATL y BYD.

Respaldado por las políticas y subsidios agresivos del gobierno para los vehículos eléctricos, los fabricantes chinos también controlan entre 50% y 77% del mercado de cuatro componentes clave: materiales para cátados, materiales para ánodos, soluciones electrolícticas separadores que se usan en baterías de ion de litio, según el Instituto Yano de investigaciones.

Como carecen del poder de fuego financiero de sus rivales con patrocinio de su gobierno, las automotrices japonesas antes dependían de los lazos locales que mantenía con comercializadoras, fabricantes de baterías y proveedores de materiales para resolver cualquier falta de recursos.

Pero ahora con mayor competencia mundial, las automotrices niponas ya no pueden resolver sus faltantes de recursos recurriendo únicamente a fabricantes de materiales nacionales dado que éstos están presionados para abastecer a grupos extranjeros.

“Si bien las compañías japonesas pueden decir que están en condiciones de competir con tecnología, la capacidad de inversión va a ser un factor crítico para la futura competencia en el mercado de baterías“, afirmó Noboru Sato, profesor invitado por la Nagoya University y ex CEO del proveedor de baterías de Samsung SDI.

Eso llevó a algunos grupos nipones a alejarse del modelo de producción local, que tradicionalmente dependía de la tecnología nacional para sus baterías, que eran considerada de mejor calidad que las que ofrecían los grupos chinos.

Por ejemplo, Nissan el año pasado se libró de su negocio de baterías con la japonesa NEC y se acercó al grupo de inversiones chino GSR Capital con la idea de elevar su competitividad en costos.

Toyota también está tratando de tomar la iniciativa, aunque mediante su modelo tradicional. En enero, su unidad comercializadora selló un acuerdo por u$s224 millones para adquirir 15% de Orocobre, una compañía australiana que produce litio en Argentina.

Además, la compañía tomó medidas para fortalecer sus relaciones con proveedores locales mientras planea lanzar vehículos eléctricos en China e India a partir de 2020.

Es significativo que haya también profundizado su asociación con Panasonic en un esfuerzo por acelerar la comercialización de baterías de estado sólido, que pueden retener mayor potencia y se cargan en menos tiempo que las baterías de litio convencionales.

La compañía también es dueña de una participación de Sumitomo Metal Mining, la fundidora de níquel más grande del país, que abastece de materiales de cátodo para las baterías de ion de litio de Panasonic y que usan los vehículos de Tesla.

Por otro lado, Volkswagen de Alemania lanzó una oferta por cinco años de suministro de cobalto, si bien tuvo que esforzarse para conseguir interesados.

Este mes, BMW comunicó que está cerca de firmar un acuerdo para el abastecimiento a largo plazo de litio y cobalto, mientras Tesla también está negociando con la chilena SQM, uno de los mayores proveedores mundiales de litio.

Fuente: iProfesional

precios dolarizados autos

¿Cómo impactará la suba de la inflación y el aumento del dólar en los precios de los autos?

Las concesionarias estudian un incremento en todas las categorías de los autos, incluso en los de gama media, a pesar de la quita de impuestos internos.

Las concesionarias estarían planeando una suba promedio de 2% en todos los autos para febrero, luego de los aumentos de las naftas y los servicios, de la suba de la inflación en diciembre y la apreciación del dólar. El incremento abarcaría tanto a los vehículos de fabricación nacional como a los importados, pero no sería sólo en el segundo mes del año.

“Se viene para febrero una suba del 2% promedio en los autos, pick ups y camiones. Y va se va a dar ese aumento de 1,5% a 2,5% durante todos los meses del primer semestre”, señalaron fuentes del sector a BAE Negocios.

“Si el dólar se escapa, los aumentos serán mayores. Tenemos un sector automotriz muy dolarizado, donde la mano de obra y los componentes nacionales son solamente el 6% de lo que representan los patentamientos. La devaluación tuvo su impacto en enero, pero las terminales vienen muy atrasadas y por eso habrá más aumentos en febrero”, remarcaron desde las concesionarias.

Al parecer, la única automotriz que mantuvo sus precios en enero fue Renault y los vendedores de autos no creen que la quita de impuestos internos a la gama media impacte en la baja de los importes.

“Habrá casos puntuales, pero hay un efecto muy fuerte de la suba de las naftas que matricialmente te define precios; y un efecto de la suba del dólar que estaba a $17,30 a comienzos de diciembre, junto a lo que es la inflación en general”, señalaron, por lo que creen que aún los vehículos beneficiados impositivamente suban 2% en promedio.

Fuente: iProfesional

suba del dolar precios 0km Automotores del Oeste

La suba del dólar se comió la festejada quita del impuesto a los 0Km y más autos se encarecieron en pesos

Los cambios en el tributo favorecieron a que cerca de 150 modelos se hayan abaratado hasta un 12% en billetes verdes. Sin embargo, el alza del 10% que experimentó la divisa en apenas un mes barrió total o parcialmente con ese beneficio. Qué pasará con los valores de los vehículos masivos.

La escalada en la que se embarcó el dólar en las últimas semanas y que lo llevó a un nivel récord, obligó a las automotrices a tener que lidiar con una variable que no estaba en el radar.

Cada vez que el billete verde sube, especialmente cuando lo hace a la velocidad que registró desde comienzos de diciembre, los precios de venta al público sufren un incremento.

Y esto no distingue “pedigree”: los modelos importados de alta gama -que cotizan en esa divisa- se ven impactados de manera directa. Pero también se ven afectados los de marcas masivas, que en su mayoría se traen de Brasil o bien son ensamblados en el país con un 70% de piezas importadas.

El problema en este arranque del 2018 es que la suba del dólar coincidió con la eliminación del primer escalón del impuesto a los 0Km.

Si bien la consecuencia de esta quita generó que cerca de 150 modelos bajaran de precio (mayormente los que cotizan en moneda dura), la devaluación de los últimos 30 días terminó licuando total parcialmente ese beneficio.

Así, quedó empañada la eliminación de una parte de los tributos a los 0Km de alta gama que fuera anunciada a fines de octubre de 2017 el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y que había generado una fuerte expectativa.

Finalmente, unos días antes de que concluya diciembre, el Gobierno logró aprobar la reforma tributaria, suprimiendo la alícuota del 10% que gravaba a los 0Km que tenían un valor de fábrica de entre $380.000 y $800.000. 

Con esta definición, las marcas generalistas y las premium, arrancaron el 2018 con varios cambios en sus listas de precios, que comenzaron a hacerlas circular entre su red de agencias.

Por los valores que se manejan, en general, los beneficiados por la reducción del impuesto son modelos importados premium o versiones tope de gamade marcas generalistas que cotizan en billetes verdes. 

Los mismos se terminaron abaratando entre un 4% y un 12% en términos de divisas estadounidenses.  

Pero este beneficio difícilmente se traduzca en un gran beneficio para el bolsillo de los compradores argentinos.

Sucede que entró a tallar fuerte una variable que no todos tenían en el radar: el sostenido avance del tipo de cambio, que llevó a que se licuara el beneficio de la quita del gravamen.

No sólo eso: también provocó que varios autos que efectivamente terminaron bajando de precio en dólares tras la reforma, luego se terminaran encareciendo en pesos por el efecto devaluación.

Sucede que a principios de diciembre, el billete verde cotizaba a $17,54. En ese momento, tocó su valor más bajo desde septiembre.

Por esos días, el Gobierno ya había anunciado su intención de introducir cambios a los impuestos a los 0Km, lo que gatilló una actitud “wait and see” por parte de compradores de vehículos de alta gama.

Así fue como AudiMitsubishi Alfa Romeo cerraron diciembre con una caída respecto del mismo mes de 2016.

Sin embargo, desde ese piso que llegó a tocar, el billete verde luego inició su escalada que lo llevó a alcanzar un récord de $19,21, según se desprende del valor promedio de bancos públicos y privados, lo que implicó un avance de casi 10% en apenas un mes.

¿Qué implicó esto? Que todos aquellos modelos cuyos valores en dólares experimentaron una reducción por debajo de esa tasa del 10%, en la práctica terminaron “empatados” o encareciéndose en términos de moneda nacional.

Efecto licuación

Hay numerosos modelos cuyos valores en divisas se redujeron pero que igualmente aumentaron en pesos. A modo de ejemplo:

-En el caso de la Suzuki Vitara GL, en diciembre tenía un valor de u$s35.000. Ahora, cotiza a u$s33.500. 

-Se trató de una baja del 4,2% en dólares, unos u$s1.500. Sin embargo, por el efecto devaluatorio, en pesos subió casi 5%, equivalente a un alza de $29.000. 

-Algo similar ocurrió con Mercedes Benz: el modelo A 200 Urban en enero pasó a costar u$s40.500, unos u$s2.000 menos que en diciembre (-4,7%).

-Sin embargo, el avance del tipo de cambio licuó todo ese beneficio: esa misma unidad ahora cuesta $18.000 más, lo que implica un encarecimiento del 4,3% en moneda nacional.

Un efecto similar se observa en los modelos tope de gama de marcas generalistas, como Volkswagen, Ford o Toyota. 

-La Ford S-Max Titanium, por ejemplo, experimentó una rebaja del 8,3% en dólares, lo que representó una quita de u$s5.000.

-Claro que, devaluación mediante, dicha mejora quedó anulada, dado que en pesos esa misma unidad se encareció un 0,4%. 

Dentro de las pocas marcas que lograron conservar una pequeña rebaja en términos de pesos está Hyundai.

Modelos de SUV como Grand Santa Fe o New Tucson registraron una reducción que promedió el 11% en billetes verdes.

Traducido al tipo de cambio actual, esto terminó redundando en una rebaja cercana al 2,5% en pesos.

A continuación, cómo evolucionaron los precios de algunas versiones en dólares:

Como contrapartida, el siguiente cuadro, permite ver cómo muchas de esas bajas terminaron plasmándose, en realidad, en precios al alza en moneda nacional: 

“La volatilidad cambiaria durante estas últimas semanas ha sido importante y terminó licuando parte de la quita del gravamen. Igualmente, mantenemos una proyección positiva en cuanto a ventas”, sostuvo el directivo de una marca premium europea, que pidió off the record.

El CEO afirmó que la proyección que manejan para este año es coronar un aumento de las ventas cercano al 50% respecto de 2017.

Sin embargo, esta proyección positiva se apoya únicamente en un escenariocon un dólar más estable de ahora en más.

En el caso de esta automotriz, plantean un buen ritmo de patentamientos en el primer trimestre, siempre y cuando el billete verde no se escape mucho más allá de los $19. 

El problema es que el tipo de cambio cerró la última semana en $19,21 en la City porteña, acercándose así al valor promedio calculado para todo 2018, según el último reporte de Focus Economics, que compila las estimaciones de bancos y consultoras, del orden de los $19,97 por dólar.

A este cuadro se suma el caso de los modelos que venían manteniéndose “freezados” y que, tras la eliminación de la primera escala del tributo, comenzarán a actualizar sus valores, sin riesgos de caer en el impuesto.

En general, se trata de 0Km de marcas masivas pero con niveles de equipamiento tope de gama, como es el caso del Ford Focus Titanium, que pasó de valer $534.700 en diciembre a unos $550.600 en enero. 

Reacomodamientos 

En 2017 se comerciaron más de 900.000 vehículos y así se consolidó el segundo mejor año de la historia, por detrás del récord alcanzado en 2013.

A la hora de buscar razones de este auge, en el mercado hay un consenso generalizado de que este boom respondió a un conjunto de variables, interrelacionadas entre sí:

-La lenta recuperación de Brasil, que generó que durante buena parte del 2017 se registrara un importante nivel de stock de autos a valores bonificados. 

-La flexibilidad total para importar vehículos, a diferencia de lo que sucedió años anteriores, lo que permitió normalizar la oferta.

-La relativa estabilidad del tipo de cambio, que contribuyó a que los valores de venta al público corrieran muy por debajo de la inflación y, de este modo, las unidades se abaraten en términos relativos en términos de salarios.

Según un relevamiento de Economía & Regiones, los diez 0Km más vendidos de la Argentina –y que explican cerca del 45% del mercado total- acumularon un alza promedio del 12,8% entre enero y noviembre.

Esto implica que, en dicho período, los precios de los vehículos más populares se hayan movido unos 8 puntos por debajo del IPC. 

Según el estudio de la consultora, hubo modelos, como el Toyota Etios o el Peugeot 208, que corrieron muy por debajo del índice inflacionario, con alzas del 8% y el 3%, respectivamente.

La incógnita es si esta dinámica, que tanto ayudó a apalancar los patentamientos, se mantendrá a lo largo de 2018.

En este sentido, hubo un dato que no pasó desapercibido: al cierre del 2017, los 10 modelos más exitosos se encarecieron un 2,1% respecto de octubre, convirtiéndose en la mayor suba intermensual del año.

La gran duda es qué sucederá con los precios de los modelos máscomercializados de ahora en más, tras una devaluación del 10% en apenas unas semanas, dado que:

-Cerca de 7 de cada 10 vehículos que se venden en el país son importados, principalmente desde Brasil.

-En el caso de los nacionales, el 70% de las piezas –en promedio-, provienen del exterior y se pagan a precio dólar.

“Personalmente creo que vamos a ver un mayor ritmo de aumentos entre modelos de marcas generalistas a lo largo del primer trimestre por una recomposición de márgenes, el aumento del tipo de cambio y el fin del riesgo de que caigan dentro del impuesto”, sostuvo Leopoldo Ferro, de la red de concesionarios AutoFerro.

En este sentido, desde la Cámara de Comercio Automotor (CCA) señalaron a iProfesional que “las terminales vienen atrasadas con sus precios de lista” y que “nadie sabe cuánto más se estirará esta situación”.

Esta incógnita creció aun más a medida que fue avanzando el tipo de cambio.

Para los expertos, los ajustes de los precios de venta al público por la aceleración que sufrió el dólar deberían ser paulatinos, dado que en general las terminales operan con un stock de piezas vehículos que promedia los tres meses.

Sin embargo, hay consenso de que la “dosificación” de esas subas será a un ritmo mayor que lo que se vio a lo largo de 2017, con valores de vehículos que se movieron casi a la mitad de la velocidad que el índice de inflación.

Así y todo, en el sector se niegan abandonar la meta trazada por la industria antes de que el billete verde vuelva a ser noticia: coronar el 2018 con 1 millón de autos patentados. 

Por ahora, la confianza entre directivos de alcanzar esa meta se mantiene bastante firme. Pero cada jornada que la divisa estadounidense sube unos centavos, se ven más muecas de preocupación.

Fuente: iProfesional

“Más allá del motor”, las razones del lema que describe el monumental Salón de Tokio

En la cita automotriz más importante de Asia hay cientos de autos distribuidos, pero la consigna principal los excede. Las marcas presentaron sus creaciones con ideas más conceptuales: electrificación, conectividad, autonomía en la conducción. ¿Por qué “Beyond The Motor” es el futuro de la industria?

Podrán ser autos distribuidos en metros cuadrados designados para su lucimiento. En términos pragmáticos lo son: unidades impávidas y solemnes desperdigadas sobre los stands de cada compañía. Sería, sin embargo, una mirada vacía, lineal, insignificante. En las paredes, los folletos, el merchandising se repite un lema que describe la edición número 45 del Salón del Automóvil de Tokio y que sugiere una interpretación más conceptual, tal vez filosófica. “Beyond The Motor” es la consigna. “Más allá del motor” es la traducción.

En la tapa de la revista del programa oficial, hay tres temas: la reseña del Tokyo Motor Show –TMS-, el lema en cuestión y la silueta de un humano. No hay autos. El protagonista es una persona en posición de conducción. Es una declaración de principios y un anuncio de la idea transversal a la feria japonesa. La movilidad fue abordada, de maneras indirectas o literales, por cada compañía automotriz.

“¿Cómo evolucionarán los automóviles?”, se preguntan. “Ciertamente no hay una respuesta simple”, se responden. En un texto que pretende ser la constitución y la expresión resumida del TMS, adivinan que en “un futuro no muy lejano, los vehículos pueden volverse muy diferentes a los que conocemos hoy en día”. Dicen que “mueven personas y no solo en un sentido físico, crean emocionantes posibilidades y ofrecen continuamente oportunidades”. Invita a pensar en la redefinición del significado del automóvil como instrumento de transporte, objeto de deseo, representación de una imagen. El Salón de Tokio es un escaparate donde los autos no son sólo autos, sino partes de un entramado colectivo, cultural y social. La industria automotriz virará -irremediablemente- hacia la industria de la movilidad.

El Toyota Concept-i, uno de los autos más futuristas de la muestra japonesa (Getty)

El Toyota Concept-i, uno de los autos más futuristas de la muestra japonesa (Getty)

Conectividad, energías alternativas, inteligencia artificial, componentes de autonomía en la conducción. El TMS es la confirmación de que las marcas japonesas quieren dominar la tendencia global de la industria. Con ritmos y circuitos propios, las automotrices viajan hacia un fin común: electrificación, digitalización y automatización. En ese camino derrochan prototipos que exageran futurismo. Aunque hace 20 años Tokio haya sido sede de la presentación del Prius, el híbrido de Toyota que está cambiando la conciencia del consumidor, todo parece ciertamente irreal, utópico, lejano. Sobretodo para el mercado argentino donde el híbrido más vendido del mundo recién está abriéndose paso.

El nuevo Audi A8, presentado en el pasado Salón de Frankfurt, también visitó Tokio (Getty)
El nuevo Audi A8, presentado en el pasado Salón de Frankfurt, también visitó Tokio (Getty)

Toyota apuesta por la hibridación y la pila de hidrógeno. Presentó tres prototipos que combinan la propulsión tradicional con la sustentable: el GR HV Concept, una enigmática coupé deportiva que toma como soporte la ingeniería del Toyota Gazoo Racing, el TJ Cruiser Concept, una camioneta con la personalidad de un SUV, y el JPN Taxi, un vehículo de transporte con reseña británica para renovar la flota de los clásicos Crowd. Y reforzó su compromiso con el hidrógeno en dos nuevos modelos: el autobús SORA Concept y el Fine-Comfort Ride, un concept de alta gama que anuncia mil kilómetros de autonomía.

Nissan presentó la segunda generación del Leaf, el auto eléctrico más vendido de la historia, 280.000 unidades. Al igual que Honda, están decididos a acelerar la electrificación en la industria automotriz. Toyota, en cambio, cree que el auto de cero emisiones está en el hidrógeno. Y Mazda se diferencia con una búsqueda alternativa en materia de motores limpios: prioriza la evolución de sus propulsores térmicos mientras concibe al automóvil de un modo más tradicional. El Vision Coupé es algo de eso: un prototipo emocional de líneas esculturales y devoción por el diseño aerodinámico.

El Salón de Tokio es la muestra asiática más importante del calendario y la feria automotriz más trascendente del último trimestre del año. Gobernaron la atención -como suele suceder en todos los salones del mundo menos Ginebra- las firmas locales. La protagonizaron con infinitos concepts, promesas de tecnologías y pronósticos discursivos de fabricación. El resto de las automotrices participaron con lanzamientos repetidos y pocas novedades, aunque con un despliegue fastuoso (fundamentalmente las alemanas). Las norteamericanas faltaron por sexta edición consecutiva. 150 marcas en el monumental Tokyo Big Sight, con cientos de modelos en exhibición, en una cita automotriz que piensa más allá del motor.

El IMx Concept es para Nissan el SUV eléctrico del futuro (Getty)
Fuente: iProfesional

Las automotrices preparan platos fuertes para el cierre del año, en un mercado que aspira a vender 900.000 unidades

En el corto plazo se sumarán varios de los modelos más esperados. Además, las marcas no descartan incorporar productos que no estaban en agenda, incentivados por la fuerte demanda. El desafío es aprovechar el viento de cola de un sector que crece al 30% y espera coronar el segundo año récord.

Un cóctel de novedades se convertirá en la frutilla del postre para un 2017 realmente positivo para el mercado automotor.

El ritmo de ventas con el que viene avanzando el sector hace prever que el actual corone como el segundo mejor año de la historia para la actividad.

Con un incremento en los patentamientos que acumula un alza del 30% hasta agosto, se espera que las agencias comercialicen unas 900.000 unidades.

Este número, impensado hace un corto tiempo atrás, lo pondría a tan sólo 55.000 unidades de distancia del 2013, hasta ahora el año récord para la industria.

Fueron varios los factores que se conjugaron para lograr este resultado:

-La crisis de Brasil, con un mercado que cayó de las casi 4 millones a las 2 millones de unidades y dejó un gran stock de “remate”, que terminó derramándose hacia la Argentina.

-Como consecuencia de esto, la amplia oferta impactó positivamente en los precios, que en los últimos doce meses se movieron muy por debajo de la inflación.

-El cambio del contexto local para las automotrices, manifestado en la apertura de las importaciones y la libertad para girar divisas, lo que permitió ponerse al día con el stock y con las novedades.

Todo esto se vio retroalimentado por las ventas internas, que obligó a las marcas a estar más activas que nunca.

Si bien la agenda de lanzamientos se establece con anticipación, la dinámica del mercado permitió redoblar la apuesta y mantener los planes o ampliarlos.

Así, después de los anticipos que los argentinos pudieron conocer en el Salón del Automóvil de Buenos Aires, este último cuatrimestre del año será muy importante para en materia de novedades.

Opciones que van llegadno
Septiembre arrancó con el lanzamiento del nuevo Jeep Compass, el SUV mediano que se fabrica en Brasil y que llegó para sumarse a uno de los segmentos más competitivos.

Disponible en tres versiones, es una gran apuesta de la marca ya que, al ser un producto del Mercosur, arriba con precios más competitivos.

Pablo García Leyenda, gerente de Ventas de la marca, afirmó que “el público debe saber que existe un Jeep a la medida de cada bolsillo”.

La estrategia actual de la compañía es contar con productos más accesiblesy que compiten con marcas más masivas, algo que hasta ahora nunca había sucedido en el país.

Antes de fin de año se sumaría el renovado Cherokee, y de esta manera, Jeep tendrá presencia en todas las categorías de SUV.

En las próximas semanas se concretará el lanzamiento de una de las novedades del grupo FCA más esperadas: el Fiat Argo.

Fabricado en Brasil, el nuevo hatchback llega para competir en el segmento B, es decir, en el mercado de los más chicos.

Se ofrecerá en tres versiones con dos tipo de motorización: un motor Firefly 1.3 8v de cuatro cilindros, con 99 cv y caja manual de cinco velocidades y el E.torQ 1.8 16v de 130 cv, con caja caja manual de cinco velocidades o automática de seis.

Este modelo es muy importante porque, además de revitalizar el espacio de los modelos chicos de Fiat, será el antecesor de un nuevo producto que se fabricará en Córdoba con las mismas características pero en versión sedán.

Para ese lanzamiento, que aún no tiene nombre oficial, habrá que esperar un poco más, pero es posible que antes de fin de año se concrete el lanzamiento industrial de este proyecto.

Además, próximamente se sumará DS con varias de las novedades que se presentaron en el Salón.

Entre ellos se encuentra el DS 3 Puretech 110 AT6 SO CHIC, equipado con una caja automática secuencial de 6 velocidades. La misma está asociada al motor 1.2 PureTech Turbo de 3 cilindros que entrega 110cv.

Otro producto es el DS 3 Cabrio Performance, equipado con el motor 1.6 THP con 208cv asociado a una caja manual de 6 velocidades.

Cuenta con una preparación específica del chasis, trochas ensanchadas, mayor poder de frenado y un diferencial de deslizamiento limitado Torsen.

Por último, el DS 4 Crossback Chic Pack, una nueva configuración de gama con llantas de aleación de color negro de 18 pulgadas, barras de techo y asientos de cuero. Cuenta con el motor 1.6 THP de 163 CV, asociado a una caja automática de 6 velocidades.

Además de su renovación de cartera, la marca del grupo PSA tiene otra novedad que es la apertura de la nueva red de concesionarios exclusiva DS, que se había prometido para fin de año.

Así, la marca dejará de formar parte de los salones de Citroën y pasará a tener sus propios punto de venta, posicionándose en el segmento más premium.

Octubre será un mes cargado de lanzamientos para Peugeot, de la mano del nuevo 3008. Se trata de un modelo que para la marca significará un punto de inflexión.

Sucede que el 3008 dejará de ser un monovolumen -como hasta ahora- para convertirse en un SUV 4×4, con diseño más extremo y con líneas bien marcadas y características de su segmento.

Además de los cambios por fuera, tendrá por dentro nuevos detalles, como el sistema I- Cockpit de última generación que ofrece una experiencia de conducción diferente.

Este modelo también se anticipó en el salón junto con el 5008, por ahora sin fecha confirmada.

Otra de las novedades trascendentes que se revelará en octubre es el nuevo modelo de Volkswagen Polo, que se lanzará oficialmente en Brasil.

El vehículo -que se fabricará en el país vecino- cambió completamente su carrocería sedán para convertirse en un hatchback totalmente renovado.

El Polo 2018 se ubicará entre el Gol y el Golf, dos modelos comercializados actualmente por la marca.

Tendrá un diseño similar al que se vende en Europa aunque presenetará cambios en los paragolpes, luces, capot, parrilla y faros antiniebla. También tendrá la carrocería 20 milímetros más elevada del piso, adaptado a los caminos de la región.

Cristián García Sarubbi, gerente general de VW dijo que “la llegada del Polo será clave en nuestro propósito de seguir cerca de quienes hace tantos años eligen nuestra marca”.

“Este auto elevará la vara dentro su clase, dando inicio a una nueva Volkswagen en la región“, agregó el ejecutivo.

Además, la marca acaba de comenzar a comercializar oficialmente el Volkswagen Up Pepper, el más pequeño del grupo con nueva motorización 1.0 y turbo, una tendencia que toma fuerza en el mercado.

Los lanzamientos se completarán con el Tiguan, un SUV que llega renovado.

Para la compañía, los nuevos productos son escenciales en un año en el que ya superaron las 100.000 unidades vendidas, y en momentos en que apuestan a seguir creciendo.

Siguiendo con las novedades más esperadas, en la alta gama será el turno de la Mercedes Benz Clase X.

Si bien a la Argentina llegará recién en 2019, antes de fin de año se realizará el primer test en la región, tanto para la prensa local e internacional.

Este modelo es una de las novedades más importantes del mercado mundial, ya que se trata de la primera pick up premium.

La Clase X se comercializará con tres versiones de equipamiento, motores de cuatro y seis cilindros, tracción trasera y tracción integral con acoplable o permanente, cambio manual de seis marchas y cambio automático de siete marchas.

A esto se añade una gran posibilidad de personalización: seis tapizados diferentes para los asientos, incluyendo dos acabados en cuero y múltiples accesorios desarrollados por Mercedes-Benz.

En octubre también desembarcará en el mercado Citroën Spacetourer, una minivan para ocho pasajeros, con doble puerta lateral corrediza de apertura eléctrica y asientos individuales.

Tendrá un motor 2.0 HDi con 150 cv y caja automática de seis velocidades, mientras que en seguridad ofrecerá seis airbags, frenos ABS, ESP y asistencia al arranque en pendiente.

Ya en el último bimestre, la industria cerrará con algunas novedades anticipadas y otras que todavía están por definirse.

Entre las más esperadas figuran tres modelo de Renault, entre ellos el renovado SUV Koleos, que arriba para ocupar un segmento donde la marca había desaparecido tras la irrupción de los impuestos internos, allá por 2013.

Otra de las grandes apuestas es el Kwid, el auto más chico que llega para ocupar un lugar sumamente estratégico, como el que ostentaba el Clio Mio.

Y finalmente llegará la tan esperada Kangoo Eléctrica, el primer modelo con estas características que se comercializará en el país.

Anuncios industriales
En paralelo, la última parte del año será importante desde el punto de vista industrial, porque se estarán inaugurando grandes proyectos de inversión en plantas para fabricar nuevos modelos.

Las obras llegan de la mano de una mejora en los números del sector, ya que en los últimos cuatro meses se recuperan tanto la producción como la exportación.

“En agosto asistimos al cuarto mes consecutivo de crecimiento interanual, una tendencia de mejora que se refleja en las principales variables. De esta manera podemos continuar afirmando que, de ratificarse esta tendencia, concluiremos el año en positivo”, destacó Joachim Maier, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

En este contexto, Fiat realizará una de las apuestas más importantes, ya que presentará el nuevo modelo que se fabrica en Córdoba, al cual se destinaron u$s500 millones para el desarrollo de la plataforma.

Nissan, por su parte, inaugurará en los próximos días las oficinas de Córdoba, como parte de la ampliación de una obra donde empezará a fabricar la NP300 Frontier. En febrero del año próximo, en tanto, se espera que se comience a probar la producción de pre serie.

En materia de inversiones, el grupo PSA también lleva adelante un importante desembolso en El Palomar, de u$s320 millones, que estará listo en 2019; mientras que General Motors estaría definiendo una de las inversiones más trascendentes de los últimos años en el país.

Los planes vienen acompañados de una mayor confianza en el sector, y el compromiso que se asumió junto al Gobierno y sindicatos para mejorar la competitividad de la industria.

Fuente: iProfesional

El Gobierno multará por $4,6 millones a automotrices por planes de ahorro engañosos

Las imprecisiones de la publicidad y la demora en la entrega del auto se ubican entre los principales motivos. Tan solo en el primer semestre hubo 451 reclamos.

La mesa de diálogo se abrió, pero primero se aplicarán las multas. El Gobierno aplicará sanciones por $4,6 millones a empresas automotrices que comercializan planes de ahorro que resultaron engañosos para los consumidores, según adelantó el ministerio de Producción a través de un comunicado.

Este rubro representa un 7% del total de reclamos que recibe Defensa del Consumidor, y las empresa involucradas son Volkswagen, Fiat, Chevrolet, Ford, Renault y Peugeot/Citröen, quienes este martes se reunieron con autoridades de la subsecretaría de Comercio Interior. “La mesa de diálogo se abrió para bajar la cantidad de reclamos de los consumidores”, especificaron desde el Gobierno, que fueron 451 reclamos en el primer semestre del año.

Los planes de ahorro que resultaron “engañosos” para los consumidores de alguna u otra forma para la compra de autos entre enero y junio de este año, se dieron por infracciones a dos leyes: la de lealtad comercial y la de defensa al consumidor. 

Hubo motivos de sanciones, como también de quejas. Las sanciones se aplicaron por imprecisiones de la publicidad (39%), publicidad engañosa(26%), tamaño de letra poco legible en avisos (14%), incumplimiento en la modalidad de las ofertas (12%), información insuficiente (4%) e incumplimiento de prestación del servicio (3%), entre otros (3%).

Por el otro lado, los motivos de quejas de los consumidores son la falta o demora en la entrega del auto; débitos o cobros indebidos; falta de devolución de cuotas aportadas en caso de renuncia; falta de información relevante; incumplimiento de oferta; gastos no previstos; imposición de seguros no solicitados y venta engañosa.

En junio, se habían aplicado multas a supermercados por más de $18 millones, por incumplimiento de normas sobre exhibición de precios, rotulado y origen.

Fuente: InfoBAE

La industria automotriz se reconvierte: ya no será necesario ser dueño de un auto

Mientras en la Argentina la venta de autos bate récords, el mundo se pregunta si no existen modos más eficientes de transportarse. La visión de expertos sobre un escenario de ruptura y cambio de paradigma.

El concepto es incipiente, joven. Está asociado a un nuevo paradigma de propiedad, también incipiente, joven. Mientras en la Argentina la venta de autos promete ser récord en 2017, el mundo reinterpreta el esquema de comercio tradicional.

El razonamiento es el siguiente: si antes la gente compraba discos de música para escucharlos, ¿por qué en algún futuro la gente no podría dejar de comprarse autos para manejarlos? Las cosas cambian. La industria automotriz así lo entiende y lo procesa. La principal transformación que resiste, digiere y previene el sector es que en algún momento no será necesario ser dueño de un automóvil.

Supondrá un cambio más paradigmático que la revolución de los vehículos autónomos o los autos voladores, prototipos innovadores estimulados por la tecnología, madre de todas las visiones.

Las automotrices comprenden el cambio de época: ya no estarán regidos en la industria automotriz, pasarán a formar parte de la industria de la movilidad. Las ciudades colapsarán de gente: en 2020 habrá 28 megaciudades con más de diez millones de habitantes. Será inviable el caudal de tráfico en infraestructuras desactualizadas.

“Movilidad inteligente” dice el cartel que anuncia un servicio de car-sharing en Padova, Italia

“Movilidad inteligente” dice el cartel que anuncia un servicio de car-sharing en Padova, Italia

“Toda la planificación urbana del mundo es para los coches; la gente no importa”, le dijo a El País Carlos Dora, coordinador de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los nacidos desde 2017 jamás llegarán a manejar un auto”, vaticinó Henrik Christensen, director del Instituto de Robótica Contextual de la Universidad de California, Estados Unidos. “Pronto no tendrá sentido tener un auto en la ciudad”, avisó Jaime Rodríguez, director general de Blablacar, un servicio francés de gran difusión en Europa de vehículos compartidos.

“Si puedes cambiar una calle, puedes cambiar el mundo”, dijo Janette Sadik-Khan, la mujer que peatonalizó el Times Square. Aunque no solo eso: acumuló 650 kilómetros de carriles para ciclistas, instauró el más grande sistema de bicicletas públicas, multiplicó las plazas, incorporó 60 nuevos espacios verdes, promovió la recuperación económica de la zona. “No se trata de un juego que no aporta nada entre espacio público y autos. Los autos no hacen compras y la gente sí. Encontramos que había beneficios económicos”, reflexionó.

“Los autos son como una invasión de ratas: algo letal”, dijo Jan Gehl, autor de la Strøget, la calle peatonal más grande de Europa, y promotor de la reinvención de Copenhague como la ciudad más habitable del mundo, seleccionado en consecutivas veces por la organización Cities for People.

Su pensamiento habilita una teoría: “El auto era una tecnología inteligente hace casi cien años. Pero a medida que las ciudades se densifican -y no hay otro crecimiento posible- se convierte en un estorbo. En la actualidad, en ciudades con 10, 20 y hasta 30 millones de personas urge encontrar algo más inteligente: una combinación de piernas, bicicletas y transporte público”.

Maven, el servicio de car-sharing de General Motors, tiene un 79% de público Millennial
Maven, el servicio de car-sharing de General Motors, tiene un 79% de público Millennial

Estas conjeturas están adoctrinando. Sus reflexiones se sostienen, además de la lógica del cambio en estadísticas. El informe de Rethink X, un laboratorio de ideas independiente que estudia las disrupciones tecnológicas en la sociedad, hizo un pronóstico audaz: para 2030 la venta de autos habrá caído un 80% y el 95% de los kilómetros recorridos se harán en vehículos autónomos y eléctricos (el plan de Elon Musk, creador de Tesla Motors).

La investigación habla también de economía: una red de transporte más eficiente y la expansión del “car-sharing” -el sistema de uso temporal de vehículos- supondría una optimización del sueldo en un 10% de aumento familiar.

La teoría tiene sentido. Según el estudio, en los Estados Unidos un auto vive el 95% de su vida útil estacionado. Los aviones, en cambio, el 50 por ciento. La hipótesis habilita el concepto de “no comprar pero usar”. La industria automotriz adivina que el paradigma en algún momento emergerá y deberá estar preparada. Mini Vision Next 100 es lo que Grupo BMW entiende para el futuro de la marca.

Además de excéntrico, autónomo y eléctrico -el patrón de cada concept car-, el Mini del próximo siglo reinterpreta el título de propiedad del auto. Bajo el lema “todos los Mini son mi Mini” pretende crear una red de compartición de vehículos propios y ajenos, todos idénticos: lo que cambia es su personalización.

De modo que este innovador concepto de propiedad colectiva repartirá el costo de cada modelo entre los distintos propietarios, que ya no serán dueños de una unidad sino de una cadena de autos. La sociedad de usuarios reproducirá entonces un mensaje de sustentabilidad: reducción de emisiones y de densidad de tráfico.

Las compañías -automotrices y no- están obsesionadas con los Millennials. Antes de venderles productos, tienen que entenderlos. General Motors creó Maven, su servicio de car-sharing.

Los usuarios reservan, retiran y devuelven la unidad que eligieron del conglomerado de marcas. El mantenimiento, el seguro y el combustible lo paga la compañía. Los clientes únicamente abonan el tiempo de uso: ocho dólares la hora.

¿Qué población usa este sistema de alquiler de autos basados en plataformas digitales? Claro, los Millennials. Según Rachel Bhattacharya, directora de la estrategia comercial de movilidad de GM, el 79% de los usuarios de Maven nacieron entre 1981 y 1995. Indicios de que los jóvenes piensan que, tal vez, no sería necesario comprarse un auto.

Fuente: InfoBAE

Patentamientos más caros: aranceles del registro automotor aumentaron 50% en un año

Así lo dispuso el Ministerio de Justicia mediante una Resolución publicada en el Boletín Oficial.

Los aranceles fijos de registros y transferencias de automotores aumentaron 20% promedio a partir del 12 de mayo pasado. Si bien es la primera suba aplicada en lo que va del año, las nuevas tarifas son 50% más altas que las que estaban vigentes en mayo de 2016.

A través de la Resolución 398/2017, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos estableció la nueva tabla de valores para todos los servicios y certificados que prestan la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor (DNRPA) y las respectivas delegaciones provinciales.

En la comparación interanual, los aumentos aplicados son muy superiores a la inflación de los últimos 12 meses, en torno a 30 por ciento. Al comparar los aranceles que deben percibir los encargados de los registros seccionales de la propiedad del automotor, según los listados de 2016 de la DNRPA y los listados actuales, es fácil advertir incrementos superiores al 50 por ciento.

– Por certificación de firmas de personas físicas hace un año se pagaban $160; hoy, $250 (+56,3%).

– Por certificación de firmas que incluyan la acreditación de personería del firmante: antes $210; hoy, $320 (+52,4%).

– Por informe y certificado sobre estado de dominio por cada automotor: antes se abonaba $40; hoy, $60 (+50%).

– Envío de legajo por corresponder por transferencia: antes, $110; ahora, $160 (+45,5%).

– Comunicación por denuncia de compra, de venta y de entrega de posesión o tenencia: antes, $110; ahora, $160 (+45,5%).

Cambio de domicilio o denominación social: antes, $70; ahora, $110 (+57,1%).

– Alta, Baja y Cambio de cilindro para almacenamiento de GNC, Asignación de número de motor o chasis y Baja común del automotor: $116 en 2016; hoy en $165 (+50%).

– Expedición de cédula de identificación del automotor: de $170 a $260 (+52,9%)

– Expedición del Título del Automotor o duplicado del mismo: de $110 pasó a $165 (+50%).

– Expedición de placas de identificación metálicas: de $350 en 2016 a $540 (+54,3%).

– Por inscripción inicial o transferencia compartida: de $140 en 2016 a $210 en 2017 (+50%).

– Por el trámite de alta en el impuesto a la radicación de los automotores y constancia de pagos: de $70 hace un año a $105 ahora (+50%).

En la resolución publicada en el Boletín Oficial, la cartera de Justicia argumentó que “la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios ha manifestado la necesidad de introducir modificaciones en el régimen citado”, debido al “incremento de costos que el sistema registral viene exhibiendo desde la última actualización económica”.

El documento del Ministerio de Justicia enfatiza que con este incremento “se garantiza la correcta y eficiente prestación del servicio público a cargo de esas unidades operativas, a través de un servicio de calidad acorde con el valor de los bienes afectados”.

Por otro lado, creó un nuevo arancel fijo adicional para todos aquellos trámites que los “usuarios peticionen y reciban a través de medios electrónicos“, y evitarse así asistir físicamente a la sede de los Registros Seccionales. Ello obedece a la necesidad de compensar la inequidad que significa el abono de un arancel por la acreditación de identidad que deben asumir quienes realizan el trámite presencial.

Fuente: InfoBAE

La peculiar historia de la primera multa por exceso de velocidad y el conductor temerario

Walter Arnold fue multado por conducir a 13 kilómetros por hora por un oficial que circulaba en bicicleta. Corría 1896 y la industria automotriz eran sólo carruajes a motor. Por qué el conductor recibió la sanción con orgullo y cuál fue el automóvil de la proeza.

La leyenda sugiere que el 28 de enero de 1896 una bicicleta interceptó a un auto para multarlo por exceso de velocidad. Dicen que la persecución se prolongó durante cinco millas (ocho kilómetros). La multa fue interpretativa: no existía en aquel tiempo pretérito un instrumento que midiera la velocidad de las cosas. El agente interceptó al vehículo motorizado y además de redactar una infracción de tráfico, escribió la cronología de un método que se cree moderno que reguló la movilidad de los hombres desde épocas inmemoriales.

La historia de la primera multa de la que se tiene registro válido presenta una singularidad: el conductor la recibió orgulloso. Walter Arnold era el fundador de la compañía Arnold Motor Carriage. Circulaba por las calles de East Peckham, en el condado británico de Kent, a bordo de su flamante Karl Benz, uno de los primeros vehículos patentados de la historia de la automoción, creación del ingeniero, inventor y mecánico que luego acuñara una de las automotrices alemanas más innovadoras de la industria.

Tras la multa, elevaron el límite de velocidad a 24 km/h. La medida fue celebrada con una carrera y Arnold recibido como héroe

Arnold era intrépido, temerario, un pionero. Su audacia le nubló el juicio sin afectarle la ambición. La velocidad máxima para circular en ciudades, pueblos y aldeas era de 3,6 kilómetros por hora; 6,44 era la velocidad punta permitida en áreas no urbanas. Viajaba a 13 kilómetros por hora cuando fue interceptado: había cuadriplicado el límite permitido en un gesto de arrogancia y revolución (trasladado a la actualidad sería equivalente a circular a 460 kilómetros por hora en autopista). La sanción por exceso de velocidad fue en su caso paradójico: penalizarlo por ir a viajar con rapidez significaba para la época y para el incipiente fabricante de automóviles una buena promoción de sus facultades, publicidad. La hemeroteca de The British Newspaper halló la pieza periodística que avala el inicio de una práctica incipiente de gestión del tráfico, publicada el mismo año del apercibimiento en el London Daily News.

La compañía Arnold Motor Carriage importaba los vehículos fabricados por Karl Benz desde Alemania

Walter Arnold había alcanzado, posiblemente, una velocidad inaudita para los vehículos de época. A finales del siglo XIX, en los albores de la industria automotriz, los autos eran más carruajes sin caballos que autos. Su única modificación estaba en el sistema de propulsión: ruedas e infraestructura no habían atravesado el proceso de rediseño. La multa había premiado en definitiva las potencialidades de uno de los primeros vendedores de automóviles en el Reino Unido importando modelos Benz directo de Alemania. En 1896 y 1899 la compañía Arnold Motor Carriage comenzó a fabricar sus propios vehículos.

Los amantes del motor celebraron la medida que elevaba el límite de velocidad con una competencia que denominaron “Emancipation run”

La evolución de la industria estimuló una nueva interpretación de las legislaciones vigentes. Para evitar episodios rocambolescos como la multa de un oficial en bicicleta a un rupturista al volante, el límite máximo pasó a casi 24 kilómetros por hora. El 14 de noviembre de 1896, el día que empezó a regir la nueva medida, los amantes del motor se congregaron para celebrar la liberación de la restricción: compitieron en la Emancipation Run -“Carrera de la emancipación”- más de 33 vehículos que unieron Londres con Brighton.

Desde 1896 a 1899 la compañía Arnold Motor Carriage comenzó a fabricar sus propios vehículos

Los responsables de la cita condecoraron a Walter Arnold como un héroe, un prohombre. Había vulnerado las normas por un causa noble, en procura de la evolución de una industria que se avizoraba próspera y fecunda. El Karl Benz de la compañía Arnold Motor Carriage que mereció la primera multa de la era moderna por circular a raudos 13 kilómetros por hora será exhibido en el próximo Concours of Elegance de Londres. Un túnel hacia la historia, hacia los orígenes de infracciones de tráfico, cuando una bicicleta atrapó al conductor más veloz de la época.

Fuente: InfoBAE